En 2017 cerró una Estación de Servicio cada cuatro días

15-01-2018 - A pesar del record de ventas de vehículos del año anterior, las Estaciones de Servicio no lograron acompañar el crecimiento del parque automotor. Según un informe oficial, desde mayo a diciembre dejaron de funcionar 52 expendedoras, la mayoría de combustibles líquidos.
Enviar

La crisis que atraviesa el sector expendedor no se detiene. Ya sin desabastecimiento o precios congelados, 2017 tampoco fue un buen año para la actividad: desde mayo a diciembre dejaron de funcionar 52 expendedoras, la mayoría de combustibles líquidos.
El número representa un cierre cada cuatro días, un dato que no se condice con el record alcanzado en la venta de vehículos cero kilómetro, que durante este período sumó alrededor de 900.000 unidades, lo que conformó el segundo mejor año de la historia luego de 2013.
Tampoco conjuga con el incremento del consumo de combustibles, que crece mes a mes impulsado por la incesante demanda de productos Premium, ni con la recuperación del precio en el surtidor que en 2017 superó en 6 puntos la inflación oficial. Es evidente que todos estos factores no lograron sumar rentabilidad para frenar la sangría de expendedoras.
De acuerdo a un informe del Ministerio de Energía, actualmente funcionan en el país 4.909 establecimientos de expendio de naftas, gasoil o GNC. 3.102 solo despachan naftas y gasoil; 565 son exclusivas de GNC y 1.242 ofrecen ambos combustibles, líquidos y gaseosos. Hace siete meses, eran 4.961.
Los estacioneros atribuyen este fenómeno al escaso beneficio que reciben por intermediar entre la petrolera y el cliente. “Todos estamos de acuerdo en que nos cruza la crisis de rentabilidad y es responsabilidad de nuestro sector el hecho de avanzar en trazar las condiciones claras de lo que se está dispuesto a hacer para lograr sustentabilidad, ya que de esta manera no podremos seguir manteniendo el negocio”, afirmó al respecto, Analía Salguero, Presidente de la Cámara de Expendedores de San Juan.
Patricia Sztejfman, titular de la entidad que nuclea a los empresarios de la ciudad de Rosario, alerta acerca del incesante crecimiento del punto de equilibrio, es decir la cantidad de litros que deben venderse para cubrir los costos fijos. “Esto plantea una situación crítica en el sector expendedor, en razón de que los operadores con menores volúmenes ven realmente complicada su subsistencia”, resalta.
La directiva señala que “la única variable de sustento no pueden ser los aumentos del precio en surtidor; las autoridades públicas de las distintas jurisdicciones nacional, provincial y municipal, junto a los distintos eslabones de la cadena debemos encontrar alternativas que posibiliten dar un respiro al sector, entendiendo de que continuando por este camino solo se favorecerá la concentración”.
Finalmente, la representante de CESGAR pidió “ser protagonistas ya que las Estaciones de Servicio no forman parte de una mesa de discusión sobre la política energética que verdaderamente nos incluya como sector expendedor, que está formado principalmente por empresas pymes”.
 


Fuente: www.surtidores.com.ar

clear

Notas
Recomendadas

File: inc_more_recommended.htm
clear